Saltar al contenido →

Efecto sedoso en las fotografías

Uno de los efectos que más llama la atención en las fotografías de paisajes, sobretodo cuando empiezas en el mundo de la fotografía, es el efecto sedoso del agua. Es un efecto que transmite tranquilidad y fluidez en las fotografías de paisajes, que les da un toque de dulzura a la belleza de esas fotografías y que realmente no es una técnica complicada con la que experimentar.

En este pequeño artículo introductorio, explicaremos cuales son los puntos a tener en cuenta para conseguir una buena fotografía con efecto sedoso.

Básicamente los puntos a tener en cuenta son:

1. Controla los parámetros de tu cámara.

Sabemos lo cómodo que es utilizar el modo automático de la cámara, que casi todas las fotografías irán saliendo decentemente y alguna, cuando se alieanan los planetas, la suerte viene de frente y se nos ocurre alguna cosa ingeniosa, puede ser de calidad. Hay que perder el miedo a los parámetros manuales, arriesgate a sacar fotografías con parámetros manuales y a entender, porque salen esas fotografías así. No hace falta que pongas todos los parámetros manuales de golpe, hoy en día las cámaras permiten elegir que parámetros queremos que sean manuales y cuales automáticos, así se puede ir jugando paulatilamente con cada uno de los parámetros.

2. El sitio.

Selecciona bien la escena que quieres captar, es interesante que el agua tenga cierto movimiento e incluso que pueda generar ciertos remolinos o espuma, que puede adornar mejor la toma. Ten en cuenta el resto de elementos que componen la escena, si hace viento y estás al lado de un árbol, cuando realices las fotografías a una velocidad de obturación baja, eso se verás reflejado en todos los objetos que componen la escena. No tiene que ser una escena con mucha luminosidad, controla bien que este tipo de fotografías suelen ser en velocidades lentas y por lo tanto, recogen la luz durante más tiempo.

Dedica tu tiempo para coger el mejor sitio y encuadre para tu fotografía.

3. El trípode.

Es casi indispensable, disponer de un tripode o por lo menos algo que permita que la cámara esté estática mientras se realiza la fotografía, si no, las fotografías saldrán movidas… y a no ser que tengas un pulso de espartano, necesitarás un trípode. Esto se debe a que al realizar las fotografías a una velocidad de obturazión lenta, cualquier mínimo movimiento que se realice de la cámara, en el transcurso desde que se abre el obturador y se cierra, quedará reflejado en la fotografía, provocando que quede movida y con falta de nitidez.

4. Velocidad de obturación

Este es el punto más importante, la velocidad de obturación de la cámara. Este parámetro está directamente relacionado con el tiempo de exposición. Si queremos capturar una fota de agua en caida libre, tendremos que usar una velocidad muy alta, de modo que la reduzcamos el tiempo de exposición y así conseguimos congelar la imagen, por otro lado, como pasa en este caso, si lo que queremos es dar un efecto sedoso al agua, se disminuye la velocidad de obturación y por lo tanto en la imagen queda reflejado la trayectoria del agua.

Así pués, para este efecto, debemos poner una velocidad de obturación lenta.

5. Apertura del Diafragma

La apertura del diafragama, está indirectamente relacionado con la profundidad de campo, que siempre es importante en los paisajes. En este caso, es interesante tener una apertura de diafragma lo menor posible, de modo que nos dará mayor profundidad de campo y a la vez, nos ayudará a nivelar la luz que entra en la lente.

6. Sensibilidad de la ISO

Para este tipo de fotografía, es interesante utilizar la sensibilidad ISO menor, ya que en velocidades de obturación lentas, la fotografía podría quedar sobreexpuesta.

7. Uso de filtros

Este punto es un poco opcional, se pueden utilizar filtros de Densisas Neutra (DN) que limitan la cantidad de luz que recibe la lente sin afectar a los colores. No es algo obligatorio, pero si que puede ser útil para complementar el resto de parámetros (velocidad de opturación, apertura de diafragma y sensibilidad).

Los Resultados

Teniendo en cuenta estos puntos con práctica, se pueden disfrutar de fotografías como estas:

 

Rio Urederra (Navarra)  | José Arcos Aguilar

¿Algún otro punto a tener en cuenta para conseguir tal efecto?

Published in Técnicas

4 Comments

  1. Salvador Solé Soriano Salvador Solé Soriano

    Muy bien explicado el procedimiento. Yo añadiría dos cosas:
    – El rango de velocidades en que se consigue estos efectos va desde 1/30 de segundos hasta muchos segundos, depende de si el agua va muy rápida, si hace más o menos espuma, etc…
    – Que no hay que descuidar la composición; como el efecto es siempre espectacular, a menudo se piensa que basta con eso para que la foto sea buena. Pero una cosa es conseguir un impacto agradable y otra una buena imagen. También, con la práctica, uno adquiere cierta intuición para saber hasta qué punto quedará bien el movimiento del agua y a qué velocidades conviene trabajar.

  2. Norma   Betty Lago Norma Betty Lago

    Me encanta la sencillez con que explicas el procedimiento, fácil de entender y poder aplicar

  3. marta Liber marta Liber

    Espero poner en práctica tus consejos en el próximo viaje que realice.
    Quedo agradecida.

  4. F. Xavier Vilamanyà Prat F. Xavier Vilamanyà Prat

    Yo añadiría una opción.

    Puede pasar que no tengas filtros de densidad neutra y que por la luz que hay, no hay forma de reducir la velocidad lo suficiente.

    La solución pasa por disparar diferentes tomas (con la ráfaga por ejemplo) y luego alinear y fusionar en Photoshop (u otro programa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *