9 julio, 2013

El agua, un recurso ideal para obtener excelentes fotografías

El agua puede resultar un recurso interesante para lograr imágenes atractivas. Este elemento puede utilizarse tanto como para el centro de la fotografía como así también siendo parte de la composición. Hay que tener en cuenta ciertas técnicas y determinados lugares para que las fotos con el agua se tornen lo más atractivas posibles. En este artículo se brinda una guía para que el fotógrafo aprenda un poco más sobre cómo emplear el agua en la fotografía.

El agua es un recurso que otorga diferentes perspectivas para crear una fotografía o una colección de imágenes. Los reflejos que brinda el agua puede ser una vía para obtener imágenes de alta calidad. En una zona urbana luego de una lluvia o en una zona rural con el espejo de un lago, pueden ser alternativas para emplear el agua para obtener fotografías interesantes.

Otro elemento interesante para intentar obtener fotografías atractivas puede ser la niebla y principalmente la de primavera y a primera mañana. Puede optarse por tomar a un sujeto con la niebla como fondo de la escena. Es importante saber que cuando el sujeto está cercano a la cámara se producirá un contraste y una saturación del color normal debido a que los rayos de luz no viajaron a través de gran parte de la niebla. En tanto, cuando el sujeto está lejos de la cámara, se observará un menor contraste y saturación del color ya que la mayoría de los rayos de luz fueron absorbidos o desviados por las partículas de agua en el aire.

Otra alternativa puede ser optar por obtener imágenes con las colinas como fondo de las mismas. En este caso, lo ideal es disparar en la dirección del sol para lograr un efecto más pronunciado con sujetos convertidos más cercanos a la cámara con las siluetas.

Técnicas para fotografías de agua con calidad

En ocasiones en las que se fotografía al agua en movimiento, como puede ser en una cascada o cataratas, es aconsejable utilizar una velocidad de obturación lenta para obtener un buen efecto de la imagen ya que desdibujan al agua en movimiento. También es recomendable emplear un trípode para captar este tipo de imágenes debido a que se utiliza una velocidad de obturación lenta que debería ser de un segundo o más.

También es importante utilizar filtros de densidad neutra o el polarizador ya que éstos reducen la cantidad de luz que entra en la cámara. Otro elemento a tener en cuenta es la configuración de apertura en lo que se recomienda probar distintas configuraciones para constatar el efecto que produce en la velocidad de obturación y probar con la imagen final.

También es un buen recurso para imágenes de calidad las gotas de lluvia. En este caso también se requiere una velocidad de obturación lenta y es aconsejable enfocar hacia la luz para que las gotas estén iluminadas desde atrás. En este caso también es ideal que la cámara se encuentre en una posición estable.

3 julio, 2013

Cómo obtener fotografías de calidad con la luz adecuada

La luz es un aspecto fundamental al momento de captar buenas fotografías y es por esto que es importante saber cuál es la luz adecuada para cada imagen y cuál es el momento del día adecuado. Para lograr fotografías de calidad, hay que tener en cuenta el momento del día en que se las toma y también época del año.

Tanto en las primeras horas de la mañana como en las últimas de la tarde, la luz solar es de un color cálido y al mediodía sucede que la luz del sol es más azulada. La luz cálida brinda imágenes más atractivas en los edificios o paisajes. También a primera mañana o al anochecer hay que aprovechar es el ángulo bajo del sol en relación a la superficie. De este modo, se obtienen sombras bastantes largas que hacen más atractiva a la imagen.

Uno de los paisajes más interesantes para captar imágenes es el cielo. Para esto hay que prestarle atención al rango dinámico, que es la diferencia entre los niveles de brillo desde la luz a la oscuridad en una escena. Hay que saber que cuando el día es nublado el rango dinámico es bajo en tanto que en un día soleado el rango es alto. Hay cámaras con herramientas de corrección de contraste inteligente que amplían en forma automática el rango dinámico.

Pero hay equipos que no poseen estas características por lo que hay que emplear la compensación de la exposición para obtener una imagen correcta del cielo. Otra alternativa es utilizar un filtro adecuado para capturar una imagen atractiva.

Es aconsejable emplear un filtro graduado que poseen un área coloreada en uno de los extremos, y en el otro extremo es totalmente transparente. Si se ajusta el filtro al objetivo de la cámara de forma que el área coloreada se ubique en la parte superior, el brillo de la luz del cielo se comprimirá a medida que pasa a través del filtro. Esto hace que se disminuya el rango dinámico de la escena, evitando así la sobreexposición del cielo.

Es importante saber que los filtros graduados en tonos grises no tienen grandes efectos sobre los colores de la imagen mientras que con los filtros graduados de color el resultado es distinto.

Las fotografías de cielos iluminados son unas de las mejores opciones para lograr imágenes atractivas. También es posible combinar los cielos con edificios para obtener una imagen más completa. Es importante utilizar la luz natural adecuado y un buen uso de los filtros.

14 junio, 2013

Una guía para obtener buenas imágenes en blanco y negro

Las imágenes en blanco y negro parecen florecer como una buena alternativa entre los aficionados y profesionales para plasmar sujetos, paisajes y también objetos diversos. Una de las cuestiones positivas de las fotografías acromáticas es que generan una imagen con fuerza de un sujeto que para las fotos en color resulta más débil. En este artículo se brinda una guía para obtener las mejores fotografías en blanco y negro.

Una de las escenas ideales para obtener una fotografía en blanco y negro son los paisajes de invierno. Más aún si enfocamos un paisaje que está cubierto de nieve. En el invierno suele haber poco color en ciertas imágenes y resulta importante la composición y el contraste en la cámara.

Para conseguir una composición con mucha fuerza en una fotografía, es recomendable emplear la regla de los tercios que sin dudas es principalmente útil en la fotografía en blanco y negro, con escaso color que distraiga al ojo. Para esto, hay que imaginar una cuadrícula dibujada en el visor de la cámara: dos líneas verticales y dos líneas horizontales que crean cuatro intersecciones. Ahí hay que colocar el sujeto principal en una de esas intersecciones.

Los retratos son ideales para captarlos en blanco y negro ya que se les da una visión retro a las imágenes. Para obtener excelentes retratos acromáticos es importante agregar una iluminación lateral ya que de este modo se obtiene un fuerte contraste entre las luces y las sombras.

Pero también los paisajes urbanos son una alternativa para captar fotografías en blanco y negro. Lo que permite la imagen acromática sobre edificios es resaltar la forma. Para obtener imágenes de calidad de paisajes urbanos en blanco y negro es aconsejable tomar imágenes a primera hora de la mañana ya que en ese momento se obtienen sombras muy largas y se consigue una textura llamativa cuando se proyectan sobre cemento o piedra.

Por otra parte, las fotografías nocturnas también pueden resultar atractivas en blanco y negro. Los expertos señalan que la textura y los patrones de una escena se exponen con un mejor efecto en blanco y negro.

Es importante tener en cuenta que se pueden tomar fotos en color y luego convertirlas a blanco y negro en el ordenador con los programas más conocidos. Pero hay que tener presente que no todas las fotografías capturadas en color pueden quedar bien en blanco y negro. Se recomienda también emplear filtros para cambiar los tonos de las fotos.

4 mayo, 2013

Técnicas para captar buenas imágenes en movimiento

Las fotografías de movimientos pueden resultar atractivas pero hay que saber dominar las técnicas para tomar imágenes de acción y que se plasmen con la mejor claridad posible. Capturar imágenes en movimiento se puede hacer mediante dos opciones: tomar una foto borrosa para dar el aspecto del movimiento o sino capturar la imagen congelada para captar un momento determinado.

Una de las cuestiones importante a tener en cuenta para tomar imágenes en movimiento es el tiempo de exposición del movimiento mismo. Hay que tener en cuenta la velocidad de obturación para captar imágenes en acción. Es recomendable probar velocidades de obturación de alrededor de 1/15 de segundo para imágenes en movimiento y para imágenes congeladas se puede probar con una velocidad de obturación de 1/1000 de segundo.

También es importante aclarar que cuando la velocidad de obturación es más rápida lo que sucede es que llega menos luz al sensor digital de la cámara y de este modo la imagen queda sobreexpuesta. Para solucionar esto, hay que optar por una mayor abertura del objetivo. Para lograr una exposición adecuada, el objetivo debe tener una apertura máxima ya que permite una mayor velocidad de obturación.

Otra de las opciones para tomar imágenes en movimientos con velocidades de obturación lentas es haciendo un barrido con el equipo. Esto significa mover la cámara para que el sujeto perdure en la misma posición en el sensor durante la captura. Esta táctica es ideal para tomar personas, animales u objetos que se mueven con una velocidad constante en una misma dirección.

En efecto, lo que se logra con el barrido es que el sujeto de la imagen aparezca nítido y el fondo borroso. Pero también puede ocurrir que el sujeto puede divisarse nítido y borroso en el mismo momento. El barrido hay que implementarlo en la posición adecuada y el sujeto tiene que estar a la misma distancia del fotógrafo durante toda la toma.

 Los eventos deportivos son los más frecuentes para tomar imágenes en movimiento. Se recomienda emplear una velocidad de obturación alta en las capturas cercanas. La velocidad de obturación más lenta es ideal para cuando los objetos a captar se comienzan a acercar a uno mismo.

 Además, hay que tener presente la estabilización de la imagen y más aun para las cámaras que cuentan con teleobjetivos. Lo que hace esta función es reducir los efectos del movimiento para longitudes focales mayores.

15 abril, 2013

Cómo sacar buenas fotografías con luz natural en verano

Uno de los requisitos para lograr una imagen de calidad es la luz. Una luz adecuada le brinda excelencia a la fotografía. El verano tiene 15 horas como mínimo de luz natural y por eso es importante conocer cómo afecta la luz a las fotos. Un detalle con conceptos básicos y técnicas sencillas se ofrecen en esta nota.

Las mejores horas para conseguir buenas fotografías con la luz adecuada es durante el amanecer o antes de la puesta del sol. Es importante saber que  cuanto mayor es la distancia que transita la luz a través de la atmósfera, es menor la cantidad de luz azul que llega al suelo. Es por esto que la luz de primera hora de la mañana y última hora de la tarde es más cálida, tiene un tono dorado que beneficia a muchos sujetos, como pueden ser paisajes y edificios.

Pero no hay que tener en cuenta que el tiempo en el que permanece ese tipo de luz ideal es de 60 minutos aproximadamente. En tanto, cuando el sol está bajo en las primeras horas de la mañana, es ideal para tomar imágenes de edificios, estatuas y monumentos ya que esa luz genera largas sombras y destacan la textura de superficies rugosas.

En cambio, cuando el sol está alto las sombras no llegan a ser interesantes ya que se hacen más cortas y marcadas. Es aconsejable eliminar esas sombras acentuadas, que aparecen más que nada marcadas bajo los ojos de las personas, activando el flash para rellenar las sombras y obtener una iluminación más uniforme.

Otra recomendación dada por expertos es estudiar en distintas partes del día el objeto que se desea fotografiar para analizar las oportunidades que se presentan dependiendo de la luz natural en posiciones diferentes.

Debido a que el equipo posee un sensor con una variada gama de temperaturas de color, entre los cuales están Luz de día, Nublado, Tungsteno, Fluorescente, Fluorescente intenso, Flash, Bajo el agua y Personalizado, se aconseja optar por el balance de blancos automático ya que esta opción examina la luz que llega al sensor y establece un valor adecuado.

Al momento de captar imágenes relacionadas con el verano, como por ejemplo una playa, se recomiendan las cámaras de Canon  PowerShot e IXUS que traen el modo Smart Auto con tecnología de Detección de la Escena. Esta herramienta detecta hasta 32 escenas en forma automática y aplica los mejores ajustes para obtener un resultado óptimo.