Saltar al contenido →

El agua, un recurso ideal para obtener excelentes fotografías

El agua puede resultar un recurso interesante para lograr imágenes atractivas. Este elemento puede utilizarse tanto como para el centro de la fotografía como así también siendo parte de la composición. Hay que tener en cuenta ciertas técnicas y determinados lugares para que las fotos con el agua se tornen lo más atractivas posibles. En este artículo se brinda una guía para que el fotógrafo aprenda un poco más sobre cómo emplear el agua en la fotografía.

El agua es un recurso que otorga diferentes perspectivas para crear una fotografía o una colección de imágenes. Los reflejos que brinda el agua puede ser una vía para obtener imágenes de alta calidad. En una zona urbana luego de una lluvia o en una zona rural con el espejo de un lago, pueden ser alternativas para emplear el agua para obtener fotografías interesantes.

Otro elemento interesante para intentar obtener fotografías atractivas puede ser la niebla y principalmente la de primavera y a primera mañana. Puede optarse por tomar a un sujeto con la niebla como fondo de la escena. Es importante saber que cuando el sujeto está cercano a la cámara se producirá un contraste y una saturación del color normal debido a que los rayos de luz no viajaron a través de gran parte de la niebla. En tanto, cuando el sujeto está lejos de la cámara, se observará un menor contraste y saturación del color ya que la mayoría de los rayos de luz fueron absorbidos o desviados por las partículas de agua en el aire.

Otra alternativa puede ser optar por obtener imágenes con las colinas como fondo de las mismas. En este caso, lo ideal es disparar en la dirección del sol para lograr un efecto más pronunciado con sujetos convertidos más cercanos a la cámara con las siluetas.

Técnicas para fotografías de agua con calidad

En ocasiones en las que se fotografía al agua en movimiento, como puede ser en una cascada o cataratas, es aconsejable utilizar una velocidad de obturación lenta para obtener un buen efecto de la imagen ya que desdibujan al agua en movimiento. También es recomendable emplear un trípode para captar este tipo de imágenes debido a que se utiliza una velocidad de obturación lenta que debería ser de un segundo o más.

También es importante utilizar filtros de densidad neutra o el polarizador ya que éstos reducen la cantidad de luz que entra en la cámara. Otro elemento a tener en cuenta es la configuración de apertura en lo que se recomienda probar distintas configuraciones para constatar el efecto que produce en la velocidad de obturación y probar con la imagen final.

También es un buen recurso para imágenes de calidad las gotas de lluvia. En este caso también se requiere una velocidad de obturación lenta y es aconsejable enfocar hacia la luz para que las gotas estén iluminadas desde atrás. En este caso también es ideal que la cámara se encuentre en una posición estable.

Published in Trucos y consejos

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *