Saltar al contenido →

El grafeno llegará a las cámaras fotográficas

En Singapur, precisamente en la Universidad Tecnológica de Nanyang, acaban de fabricar un nuevo sensor fotográfico construido con grafeno que permitiría una mayor sensibilidad a la luz que los equipos actuales y también reduciría el consumo de energía. Los creadores de esta nueva herramienta para las cámaras destacaron que el grafeno ofrecería cualidades superiores y que se lo podría incluir de manera sencilla al proceso de fabricación de la industria fotográfica.

Los sensores contienen millones de pequeños receptores denominados pixeles y lo que permiten es convertir la intensidad de la luz que reciben en una intensidad eléctrica. Luego esto se interpreta para generar la imagen digital. La calidad de la imagen depende en parte de la eficiencia que posean los fotorreceptores en el momento de capturar fotones y convertirlos en electricidad.

El sensor de grafeno hará esa conversión con una mayor eficiencia y las imágenes podrán ser de mayor calidad. Con este material, las fotos podrán ser más luminosas, más nítidas y con mejor calidad en los detalles. Esto también permitirá la posibilidad de obtener mejores fotografías en lugares más oscuros y dará mayor autonomía a las cámaras fotográficas.

Además, los investigadores pretenden con el grafeno crear nanoestructuras de este material que sean capaces de capturar los electrones que generan el impacto de la luz en un mayor lapso de tiempo. Cuanta mayor señal se logre, más calidad de imagen se podrá obtener.

Wang Qije, el líder de esta investigación, señaló que han demostrado que es posible crear sensores fotográficos económicos, sensibles y flexibles gracias al grafeno. Asimismo, añadió que desea que esta innovación tenga un gran impacto no sólo en la fotografía sino también en los satélites y las comunicaciones.

Ahora resta esperar a si las compañías fabricantes de cámaras fotográficas incorporarán al grafeno como material base para los fotosensores. Por el momento, este material no está siendo utilizado en ningún producto de distribución comercial masivo. Igualmente, se prevé que pueda ser incorporado debido a que el grafeno cuenta con propiedades muy útiles para la mayoría de las industrias y es considerado un material futurista.

Cabe agregar que actualmente los sensores de los equipos fotográficos se realizan con los procesos CMOS, la tecnología habitual para las compañías. Lo que se acaba de crear es un prototipo de sensor fotográfico a base de grafeno que mejoraría la calidad de la imagen y ahorraría energía en el dispositivo.

Published in Noticias

Un comentario

  1. Me parece interesante este artículo, pienso que es muy necesario para desarrollarnos las personas que estudiamos en el campo de la fotografía. Por ello les invito a ingresar en el siguiente enlace de la Carrera de Comunicación de la Universidad Politécnica Salesiana http://www.ups.edu.ec/es/web/guest/comunicacion-cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *